Souvenir de Lodz, Poland, 2011

Souvenir de Lodz, 2011
Colección de 40 botellas de wódka recogidas en la calle e intervenidas
Medidas de la caja: 100 x 70 x 10 cm.

 

Este trabajo supone uno de los primeros pasos de un paseo, que se dieron en la ciudad de Łódź (Polonia) en 2010 durante una estancia de 9 meses, tiempo que fue dedicado a recorrer la ciudad, a pasearla sin ningún fin (en principio), concreto.
Atravesando esta ciudad nueva, la mirada se quedó en un primer momento fijada y fascinada por las ruinas de la ciudad (repleta de vestigios industriales, fábricas abandonadas, deshechos…), y en concreto por las texturas de sus paredes donde se hacía más evidente el paso del tiempo: capas de pintura y materiales que dejaban ver las primeras, mezcladas con las más recientes, en las que se volvía posible leer otros tiempos pasados a través de sus huellas. Al dejarme llevar por los colores que asomaban desde las paredes y que tanto contrastaban con los tonos grises que en general bañaban la ciudad, comencé a percatarme de la existencia de una serie de sujetos desempeñaban una actividad parecida a la mía y con los que me encontrabas día tras día en distintas calles: los vagabundos, que recorrían la ciudad de contenedor en contenedor en busca de objetos metálicos que cambiarían más tarde por dinero, para luego, comprar sustento y unas pequeñas botellas de vódka que les ayudarían a combatir las bajas temperaturas invernales, un hecho que modificaría el no-planteamiento previo de estas rutas inciertas. A partir de entonces, el desplazamiento tendría lugar de papelera en papelera recogiendo esas pequeñas botellas de vidrio que más tarde se llenarían de objetos encontrados (billetes de tranvía, cigarrillos, fotografías…etc) y las cuales se intervendrían con retratos de estos urbanitas, tratando de simular el efecto de las texturas de las paredes.